25 junio, 2024

Con caravana vehicular, exigen ciudadanos reapertura de escuelas

Poco más de 100 automóviles permanecieron manifestándose exigiendo el regreso a clases de manera presencial (Fotografía: Agencia SIM)

Agencia SIM

Cancún.- Un grupo de más de 100 automóviles circularon en caravana por el centro y zona hotelera de esta ciudad, como parte del movimiento “Abre Mi Escuela”, que pide el regreso a las clases presenciales.

El contingente inició a las 9:30 horas desde Puerto Cancún, para pasar frente al Palacio Municipal y de ahí recorrer la Zona Hotelera, de ida y de regreso, para acabar en el Malecón Tajamar. Muchos automóviles, que avanzaban tocando sus cláxones, tenían mensajes alusivos a su causa en sus medallones. Varios además traían mensajes escritos al parecer por niños, exhortando a la apertura de escuelas.

“¡Si pueden abrir bares, pueden abrir las escuelas!”, señalaba uno de estos mensajes.

En Tajamar, los inconformes, vestidos de blanco, se formaron para manifestarse junto a un equipo de sonido con el himno elaborado para su movimiento, además de desplegar una lona en donde señalaba que es derecho de la infancia volver a clases presenciales este 30 de agosto.

Estefanía González, vocera de este movimiento en Quintana Roo, indicó que su exigencia es que las autoridades declaren a la educación como actividad esencial, pues con un retorno gradual y con protocolos, pueden realizar clases de manera segura, aseguró.

La activista consideró que van “dando pasos”, pues cada vez son más los ciudadanos que se les unen, y ya hay declaraciones de que el inicio de clases se dará de forma presencial, pero todavía no ven nada por escrito.

Por su parte, Sofía Martínez Torre, también vocera de este movimiento, dijo estar de acuerdo con que se abran las aulas incluso en semáforo rojo, pues en su opinión “la educacińo debiera ser lo último en cerrar y lo primero en abrir”.

En este sentido criticó que se tenga prácticamente todo en funcionamiento, salvo las aulas presenciales, pese a que ya se ha visto que si se cumplen los protocolos, se aminoran riesgos.

“Si no regresamos a lo presencialidad, corren riesgo las escuelas de cerrar definitivamente”, afirmó.

En cuanto a la actual “tercera ola”, dijo que obliga a redoblar cuidados, pero insistió que se combate al virus de la misma manera, con los mismos protocolos, con o sin variantes.

Cuestionados, padres en los automóviles señalaron que sus hijos “se vuelven locos” en la casa, además de no estar aprendiendo nada. Aunado a ello, complica a los padres quienes necesitan salir a trabajar.