14 julio, 2024

| OBSERVATORIO | Morena, la marca que fortaleció exprianistas y candidatos débiles en QR

Que los cómputos tanto municipales como distritales habrían dejado en claro que Morena es una marca bien establecida en Quintana Roo.

Ganó todo, absolutamente todo.

Y, de paso, habría demostrado que es mucho pero mucho más fuerte que sus aliados Partido Verde y PT.

Tan solo en la elección para diputaciones locales, Morena alcanzó 362,292 mil votos, que fueron 195,610 sufragios más que los que obtuvo en 2022.

Pero, sumado a todo ello, fortaleció a exprianistas y candidatos débiles.

Tres ejemplos claros son: Isla Mujeres, Bacalar y Tulum.

En los primeros dos Ayuntamientos, los exprianistas Atenea Gómez y José “Chepe” Contreras dejaron la “ideología” que los llevó a la presidencia municipal por primera ocasión y se convirtieron en nuevos discípulos de la 4T.

Sobre el tercero, Diego Castañón, no tenía cartas-credenciales o siquiera una residencia estable en Tulum, y ni se diga que llegó por una circunstancia de la vida a la alcaldía de ese municipio.

Los tres ganaron tranquilamente su elección.

En más ejemplos, incluso, una presidenta municipal mal calificada como Yensunni Martínez logró triunfar, aunque apretadamente, en la capital Chetumal; gracias a Morena y los programas sociales en zonas rurales.

Ya ni se diga en cuanto a diputaciones locales, donde fueron postulados abanderados sin experiencia política o preparación para integrar una Legislatura, pero que ganaron sin problema.

Es más, dicen los que saben, a varios de los hoy diputados locales electos no los conocían.

Sin duda, Morena ha podido asentarse y a partir de hoy dependerá en mucho de lo que haga cada uno de sus actores, pues en 2027 no estarán AMLO ni Claudia Sheinbaum en las boletas.

Por lo pronto, Morena vive mejores momentos que el PRI en su cúspide, pero que en los hechos deja qué desear en obra pública, servicios públicos y ni se diga en seguridad pública.

De la XVII Legislatura, ni se diga, improductiva y cara, y parece que será peor.

Al tiempo.