25 junio, 2024

Departamento de Justicia de EU demanda a Texas por reforma que restringe derecho al aborto; acusa que es inconstitucional

Estados Unidos, demando al estado de Texas, debido a las restricciones a los abortos aprobados en la nueva ley (Fotografía: Staff)

Staff El Mirador QR

Austin.- El Departamento de Justicia de Estados Unidos demandó este jueves al estado Texas por las nuevas restricciones a los abortos aprobadas en la nueva ley, anunció el jueves el fiscal general estadounidense Merrick Garland.

La ley es “claramente inconstitucional bajo el precedente de la Corte Suprema“, dijo Garland en una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia. “Un estado no puede prohibir que ninguna mujer tome la decisión final de interrumpir su embarazo”, dijo.

“Es una ley constitucional establecida que ‘un estado no puede prohibir a ninguna mujer tomar la decisión final de interrumpir su embarazo antes de la viabilidad’”, dice la demanda. “Pero Texas ha hecho precisamente eso. Promulgó un estatuto que prohíbe casi todos los abortos en el estado después de seis semanas, meses antes de que un embarazo sea viable”, dice el documento.

La demanda, presentada en un tribunal federal de Texas, solicita a un juez federal que declare que la ley es inválida, “para prohibir su aplicación y para proteger los derechos que Texas ha violado”.

La ley de Texas, conocida como SB8, prohíbe los abortos una vez que los profesionales médicos pueden detectar la actividad cardíaca, generalmente alrededor de las seis semanas, antes de que algunas mujeres sepan que están embarazadas. Los tribunales han impedido que otros estados impongan restricciones similares, pero la ley de Texas difiere significativamente porque deja la aplicación a los ciudadanos privados a través de demandas civiles en lugar de fiscales penales.

Había aumentado la presión sobre el Departamento de Justicia, no sólo de la Casa Blanca, luego de que el presidente Joe Biden dijo que la ley es “casi antiestadounidense”, sino también de los demócratas en el Congreso, que querían que Garland tomara medidas. A principios de esta semana, Garland prometió que el Departamento de Justicia intervendría para hacer cumplir una ley federal conocida como Ley de Libertad de Acceso a las Entradas a Clínicas.

Esa ley, comúnmente conocida como la Ley FACE, normalmente prohíbe obstruir físicamente el acceso a las clínicas de aborto bloqueando las entradas o amenazando con usar la fuerza para intimidar o interferir con alguien. También prohíbe dañar la propiedad en las clínicas de aborto y otros centros de salud reproductiva.

La demanda se produce una semana después de que la Corte Suprema se negó a bloquear la ley estatal de Texas, que prohíbe la mayoría de los abortos después de aproximadamente seis semanas de embarazo y no hace excepciones para los embarazos que son el resultado de una violación o incesto, pese a las objeciones del ala liberal de la Corte y el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts.

Con información de AP