14 julio, 2024

Ocupa Quintana Roo un deshonroso primer lugar en feminicidios

Para el psicólogo Cristian Hernández Villarreal, la violencia feminicida en el país obedece a un contexto de cultura machista y misógina arraigada (Fotografía: Agencia SIM)

Redacción/El Mirador QR

Ciudad de México.- De enero a septiembre de 2020, la tasa promedio de feminicidio en Quintana Roo era de 1.76 por cada 100 mil mujeres; en el mismo periodo pero del 2021 fue de 2.29, lo que representa un incremento del 30.1%, según informó la plataforma “México Social”, con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Lo anterior representa que Quintana Roo está 97.4% arriba de la media nacional, que es de 1.6; cuando el año pasado no figuraba entre los primeros lugares, pues en el panorama nacional las entidades con mayor tasa de feminicidio fueron: Morelos, con una tasa de 3.33; le siguieron Nuevo León, con una tasa de 2.39; Sonora, con 2.07; Colima, 2.03; Nayarit con 1.86; San Luis Potosí con 1.84; y Coahuila y Veracruz con 1.8 cada uno de ellos.


Ahora, en 2021, ese panorama se ha modificado, para el mismo periodo, la entidad con el mayor indicador es Quintana Roo con 2.29 feminicidios por cada 100 mil mujeres; Sonora, 2.17; Morelos, 2.16; Sinaloa, 2.06; Chihuahua, 1.96 y Campeche, 1.56.


Los últimos lugares en la materia lo tienen Tamaulipas, con 0.16; Yucatán, con 0.34; Guerrero, con 0.48; Querétaro, con 0.6; Tabasco, con 0.68 y Michoacán, con 0.76.


Para el psicólogo Cristian Hernández Villarreal, la violencia feminicida en el país obedece a un contexto de cultura machista y misógina arraigada, pero también a una serie de factores sociales, económicos y políticos.

“Los factores que influyen para una conducta feminicida tiene que ver con la discriminación por género, impunidad de los que la practican, condición social, edad, etnia y criminalidad; así como la corrupción en los que imparten justicia. Hay que anotar que esa conducta tiene señales, antes que se consume el acto feminicida”, enfatiza el profesional de la conducta.

Añade que estos factores vulneran sistemáticamente todos los derechos de las mujeres al grado de poner en peligro su integridad y causar su muerte; por ejemplo, las damas deben de acudir a la autoridad a interponer una queja ante menor intento de violencia por parte de su pareja, porque si dejan pasar ese primer acto, vendrán otros más.

“El feminicidio es la manifestación más extrema del abuso y la violencia de hombres hacia mujeres. Se produce como consecuencia de cualquier tipo de violencia de género, como pueden ser las agresiones físicas, la violación, la maternidad forzada o la mutilación genital”, concluye Hernández Villareal.

Con información de Agencia SIM