29 junio, 2022

Investigan a tripulación de avión retenido en Argentina por nexos con terrorismo internacional

Según el FBI el piloto estaría vinculado con Guardia Revolucionaria Islámica (Fotografía: Staff)

Redacción/ El Mirador QR

Buenos Aires.- El piloto del avión retenido en el aeropuerto de Buenos Aires, el iraní Gholamreza Ghasemi, tiene un presunto “vínculo” con la Fuerza Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, según un informe enviado por el FBI a la Justicia argentina, confirmaron fuentes judiciales. La agencia estadounidense remitió esta información al juez Federico Villena, responsable del juzgado Federal Criminal y Correccional de Lomas de Zamora 1, que lleva una semana investigando los posibles vínculos de la tripulación con el terrorismo internacional.

El juez Villena investiga si la tripulación del avión retenido, 5 iraníes y 14 venezolanos, tienen vínculos con el terrorismo internacional, ya que uno de sus integrantes, el iraní Gholamreza Gashemi, posee el mismo nombre que un miembro de la Fuerza Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, definida por Estados Unidos como una organización terrorista. Por el momento, las fuentes judiciales consultadas, no detallaron el tipo de asociación que figura en el informe del FBI entre Ghasemi y la Fuerza Quds.

Durante los últimos días, el Gobierno argentino negó que existiera ningún tipo de relación entre Ghasemi y las fuerzas iraníes, al considerar que se trataba de un “homónimo”, una hipótesis que fue refutada por el responsable de la Secretaría Nacional de Inteligencia (SNI) paraguaya, Esteban Aquino. “De acuerdo a lo que nosotros sabemos, y nos confirmaron agencias aliadas, se trata de una persona vinculada al Quds (…). No es parecido, no es homónimo ni nada, es la persona”, afirmó Aquino, en línea con los datos sostenidos por el informe del FBI.

El Boeing 747 Dreamliner de carga, fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air y actualmente pertenece a Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), empresas que están sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. La aeronave ingresó en Argentina el pasado 6 de junio procedente de México, previa escala en Venezuela, con destino al aeropuerto internacional de Ezeiza, y dos días después despegó para ir a Uruguay a cargar combustible, pero aterrizó nuevamente en el aeropuerto argentino porque el país vecino no habilitó su aterrizaje.

El presidente argentino, Alberto Fernández, subrayó que no existía ningún tipo de restricción sobre la tripulación de la aeronave, integrada por 5 iraníes (entre ellos, Ghasemi) y 14 venezolanos, cuyos pasaportes fueron retenidos por parte de la Justicia, e insistió en que el Ejecutivo “actuó rápidamente” en este caso.

Con información de EFE

error: Contenido Protegido