24 mayo, 2024

Tras relleno en Estero de Chac, PRI condena ecocidio por Tren Maya

El Estero de Chac fue rellenado con material pétreo en lo que la Sedena calificó como una “confusión” (Fotografía: Staff)

Por Julio César Solís 

Cancún.- Ante el relleno “accidental” con piedra y sascab en el Estero de Chac -al sur de Quintana Roo- como parte de las obras del Tren Maya, el PRI condenó el ecocidio ocasionado por ese proyecto en la entidad. 

Y es que el fin de semana, en el marco de la edificación de un puente, trabajadores colocaron material pétreo en la zona de los rápidos en Bacalar, lo que afectó directamente el flujo del agua.

Tras protestas de habitantes del lugar, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), encargada de la construcción del Tren Maya, suspendió el acto que calificó como una “confusión” de los obreros, que debieron instalar pilotes en cada lado del Estero de Chac en lugar de rellenarlo. 

Pedro Flota, líder estatal priísta, dijo que no está en contra del desarrollo y beneficios del Tren Maya, sin embargo, consideró inconcebible lo ocurrido en Bacalar, hecho que, recordó, se suma a las denuncias ciudadanas por los daños ecológicos derivados de esa obra, que dañan flora y fauna del estado.

“Lo de Bacalar es inconcebible y se suma a noticias de esta misma semana sobre desplazamiento de fauna silvestre en Tulum y afectaciones en Felipe Carrillo Puerto, en donde se  amenaza a ecosistemas que garantizan refugio a jaguares, ocelotes, tapires, monos aulladores, monos arañas, cocodrilos, manatíes, loros y guacamayos”, enfatizó.

Y añadió “es claro que estamos de acuerdo con los afectados  que califican la construcción como un ecocidio que ha provocado la deforestación de miles de hectáreas, desaparición de cenotes y mantos acuíferos”.

Pedro Flota, líder estatal del PRI (Fotografía: Staff)

Pedro Flota reiteró la deforestación de 2 mil 500 hectáreas de selvas húmedas y secas, aunado a conflictos sociales por tenencia de la tierra, pues el  53% del trazo del Tren Maya se encuentra sobre terrenos ejidales y los referidos  impactos en Áreas Naturales Protegidas (ANP).

“El llamado Tren Maya avanza sin respetar las leyes ambientales, violando los derechos de la naturaleza, los derechos humanos y los derechos bioculturales del pueblo maya y eso el PRI y la sociedad lo consideramos inaceptable”, expresó.

El dirigente priísta se solidarizó con integrantes de las comunidades de BacalarCalakmulPuerto Morelos y Felipe Carrillo Puerto, que advirtieron que los daños ambientales afectan  a más de 100 comunidades indígenas, incluidas afectaciones al agua, a la flora y fauna y una muestra atroz, subrayó, es lo sucedido en el Estero de Chac.