24 julio, 2024

| OBSERVATORIO | Teqroo ¿fija bases para discapacitados o para los partidos?

Que la resolución del Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) de este miércoles, habría sido, por demás, polémica y, hasta cierto punto, irracional, aunque la “Ley” se lo permitiera.

Porque al final, sería preciso aclarar, la Ley es interpretativa.

Y es que, de forma unánime, el Pleno del Teqroo revocó de forma exprés, a solicitud de Morena, el acuerdo del Ieqroo que establecía la presentación de la constancia de discapacidad permanente alineada a la Clasificación Internacional del Funcionamiento de la Discapacidad y la Salud.

Lo expedito en la sentencia habría ocurrido ante el vencimiento del plazo de 48 horas que otorgó el Ieqroo a los partidos políticos para subsanar las observaciones, principalmente relacionadas con los certificados de discapacidad.

Sin embargo, en los hechos, la victoria no fue ni por mucho para la población vulnerable como en este caso son las personas con discapacidad.

Sino para un grupúsculo -el mismo de la clase política- que desde hace años busca continuar en los cargos de elección popular a como dé lugar.

Porque ahora, por ejemplo, usar lentes de graduación es una discapacidad permanente que al actuar con las barreras del entorno social impide la inclusión plena y efectiva dentro de una sociedad cuyo 80% padece 0.5 de optometría.

Y dejar así, de lado, a verdaderas personas con discapacidades que no pueden desarrollar las mismas actividades que alguien que usa lentes, como son quienes no pueden caminar, oír, hablar o ver, como efecto de una condición de nacimiento o de un accidente en la vida.

Por lo pronto, el Teqroo actuó -como ocurrió con el PRI- en favor de un partido político y no de la ciudadanía.

Al tiempo.